Astral

Tinidad desde Trípoli,
busca estrellas,
concentrada.
Observa la Galaxia del Triángulo
y la Nebulosa Trífida.
Los astros son trazos
ilustrados en el cielo,
que quedan atrapados
en sus cuatro ojos
de monstruo.

Esperando a Godot, de repente, el último verano

DOCTOR: ¿Es una planta insectívora, no?
ESTRAGON: ¿Tú crees?
DOCTOR: Da la impresión de ser una selva muy cuidada…
ESTRAGON: Es un foso.
DOCTOR: ¿De qué se ocupaba, aparte de este jardín?
ESTRAGON: Basta. Ayúdame a quitarme esa porquería.
DOCTOR: Comprendo.
ESTRAGON: Qué quieres que te diga, siempre esperas al último momento.
DOCTOR: En el Tíbet, los Himalaya…
ESTRAGON: ¿Qué?
DOCTOR: ¿Podría ver una foto de él?
ESTRAGON: ¿Del infierno?
DOCTOR: No creo que tenga fósforos.
ESTRAGON: Me asustaste.
DOCTOR: Discúlpeme usted.
ESTRAGON: Es inútil esforzarse.
DOCTOR: ¿Su vida no le parece real?
ESTRAGON (con vivacidad): No somos del lugar, señor.
DOCTOR (prepara aguja): Sáquese el saco, por favor. (Lo hace. Se la da)
ESTRAGON: Perdón, señor, los huesos, ¿los quiere?
DOCTOR: Toda su resistencia.
ESTRAGON: ¡Ah, ahora me siento mejor! (Tira los huesos)

Tennessee Williams. De repente, el último verano

Samuel Beckett. Esperando a Godot

Poema semi-automático

Instrucciones:

1. Ingresar al siguiente intérprete de Python: https://www.programiz.com/python-programming/online-compiler/

2. En main.py borrar el texto que figura y pegar el texto de abajo

3. Hacer click en «Run». El programa se ejecutará en la segunda columna.

4 Responder las preguntas. Al final, se generará un poema

Texto para pegar

*A partir del surgimiento del COVID-19, la internet se ha visto invadida por una catarata de textos sobre la pandemia. Textos que son leídos a diario por millones de personas que necesitan comprender qué está sucediendo y qué podría suceder.

A los fines de encontrar un nuevo sentido para esta abundancia de textos y, a partir de la propuesta de la “escritura no creativa” (Kenneth Goldsmith), se recortaron diferentes cadenas de caracteres (o “strings”, en el lenguaje de la programación) desde artículos periodísticos, investigaciones científicas, normas legales y notas de reflexión disponibles online sobre la pandemia de COVID-19, para transformarlos en potenciales versos de poemas. El ejercicio de reacomodamiento y resignificación se produce a través de un programa informático sencillo. Ya que a las cadenas de caracteres cargadas en el sistema se le suman las respuestas que redacta cada uno de los interactuantes, cada poema generado es único.

La cabeza del presidente

Personajes:

Mujer vestida de tailleur.

Hombre vestido de traje.

Una oficina. Hay un escritorio y una silla. La mujer camina en círculos. Entra el hombre.

HOMBRE: ¿El presidente está listo para firmar el tratado? El primer ministro no puede esperar más.

MUJER: No va a salir. Hubo un inconveniente.

HOMBRE: ¿Qué pasó?

MUJER: Tuvo un ataque de pediculosis.

HOMBRE: ¿De qué?

MUJER: De piojos. Hace horas que se está rascando la cabeza. Está fuera de control.

HOMBRE: ¿Le pusieron algo?

MUJER: Piretrina, butóxido de piperonilo, vinagre… Le pasamos el peine fino. Los piojos ni se dieron por enterados.

HOMBRE: ¿Probaron con kerosene?

MUJER: No quiso.

HOMBRE: Pero ¿cómo le pudo haber pasado algo así?

MUJER: Creemos que fue en la inauguración de la escuela.

HOMBRE: ¿Inauguraron una escuela?

MUJER: Bueno, reinauguraron… La pintaron o algo así, creo.

HOMBRE: Seguro que se puso a abrazar chicos, ¿no? ¿Cuántas veces le dije que solo lo hiciera cuando es estrictamente necesario? Ni siquiera es año electoral.

MUJER: Usted sabe que él no es de escuchar consejos.

HOMBRE: Sí, cuando algo se le pone en la cabeza.

MUJER: Adentro o afuera.

HOMBRE: No se le va más.

MUJER: No quiere que lo vean en este estado.

HOMBRE: Bueno, que venga el doble entonces. Solo tiene que sacarse una foto y firmar.

MUJER: El doble pidió el día libre. Hoy le tocaba hacer adaptación en el jardín de la hija.

HOMBRE: ¿Y el doble del doble?

MUJER: Está demorado por un piquete.

HOMBRE: ¡Este país no puede funcionar así!

MUJER: ¿Qué quiere que le diga? Si la cabeza está mal, todo lo demás está mal.

HOMBRE: Y pensar que es solo cuestión de mandar un par de mensajes.

MUJER: Y mostrar las pruebas.

HOMBRE: Sí, es tan fácil.

MUJER: No sé por qué no se hace más seguido.               

HOMBRE: ¿Lo hacemos?

MUJER: ¡Hagámoslo!

La mujer abre el cajón del escritorio y saca un par de carpetas colmadas de hojas. El hombre mete su mano en un bolsillo de su saco, saca un celular y teclea. El hombre y la mujer se paran enfrentados.

HOMBRE: El otro es peor.

MUJER: Pero, por ahora, podemos controlar lo que tiene en la cabeza.

Surcos de Sudáfrica

1
Luego de observarla en silencio y, en forma de cumplido, le dijo que si ella quisiera casarse allí podría conseguir varias vacas.

2
Coloured, ni blanco ni negro. Si venís desde el este, sos Indian. Podés comer en un restaurante portugués halal.

3
Todo parece estar bien. Hasta que el ojo hace foco y nota el cerco eléctrico sobre la laguna artificial que rodea el moderno edificio de oficinas.

4
Discusiones geográficas sobre la verdadera “cuna de la humanidad”.

5
En este barrio, no hay veredas. Solo paredones y calle. Recuerdo las publicidades de aseguradoras que veo todo el tiempo en la televisión. ¿Pensó usted qué le pasaría a su familia si muere en un accidente de tránsito?

6
La iglesia aún conserva en sus paredes los huecos de las balas. Balas desde dentro y desde afuera. Estudiantes sin escapatoria.

7
Mr. Price es el más genuino crisol de razas. Ropa muy barata de origen chino. Música alegre de fondo.

8
Cuando un elefante agoniza, su manada forma círculo a su alrededor y juntos esperan la muerte. Al llegar el fin, los elefantes sobrevivientes hacen sonar sus trompas al unísono.

9
Solo basta una pequeña chispa.

10
Cada tanto, en el camino, brota un bloque con restaurantes de cadena. Es siempre la misma imagen, los mismos restaurantes en el mismo orden. Como si alguien se hubiera dedicado a copiar y pegar a lo largo de la traza de la ruta.

Esto no es una Emergencia. Cervantes Online

Tres mujeres, en algo que podría ser un pozo, se preguntan cómo y cuándo llegaron allí. Su única conexión con el exterior es una luz.

Con Eugenia Alonso, Paula Fernández Mbarak y Julieta Vallina

Producción TNC Martín Lavini
Asistencia de dirección TNC Maximiliano Libera

Cello Lucas Argomedo
Violines y violas Cecilia García
Grabación y mezcla Manuel Schaller
Composición, arreglos y producción musical Lucio Mantel
Iluminación Alejandra Martin
Vestuario Florencia Zavadivker
Escenografía Liza Gieco

Dirección Vilma Rodríguez